top of page

Cultura y Personas

Las personas son la parte central en la creación, mantenimiento y evolución de la cultura organizacional.


La cultura de una empresa no solo es influenciada por la dirección, sino principalmente por las interacciones diarias entre los empleados y las prácticas que desarrollan juntos.


Aquí te presento algunas formas en las que los empleados contribuyen a la cultura organizacional:



  1. Comportamiento y valores compartidos: Los empleados participan en la creación de la cultura a través de sus acciones diarias y la forma en que interactúan entre sí y con los clientes. Su comportamiento refleja los valores fundamentales de la organización y contribuye a definir la atmósfera de trabajo.

  2. Socialización y transmisión cultural: Los nuevos empleados aprenden la cultura de la organización a través de la socialización con colegas y la observación de cómo se hacen las cosas en la empresa. Los empleados más antiguos desempeñan un papel importante al transmitir y reforzar la cultura a medida que trabajan con los recién llegados.

  3. Innovación y adaptación: Los empleados incfluyen en la cultura organizacional al introducir nuevas ideas, procesos o formas de trabajar. Aquellos que se sienten capacitados para expresar sus opiniones y contribuir a la mejora continua pueden fomentar una cultura de innovación y adaptabilidad.

  4. Compromiso y satisfacción: Los empleados que se sienten valorados, escuchados y parte de una comunidad tienden a estar más comprometidos y satisfechos en su trabajo. Este sentido de pertenencia y compromiso fortalece la cultura organizacional y contribuye al éxito a largo plazo de la empresa.

  1. Feedback y comunicación: Los empleados proporcionan retroalimentación constante sobre la cultura y el clima laboral a través de encuestas, reuniones, revisiones de desempeño y conversaciones informales. Esta retroalimentación ayuda a la gerencia a comprender mejor las necesidades y preocupaciones de los empleados, así como a identificar áreas de mejora en la cultura organizacional.

  2. Liderazgo informal: Además de la dirección formal, los empleados ejercen liderazgo informal dentro de la organización. Estos líderes emergentes pueden influir en la cultura organizacional a través de su ejemplo, mentoría, apoyo a otros empleados y promoción de valores compartidos. Su influencia puede ser tan poderosa como la de la gerencia formal en la promoción de una cultura positiva y productiva.


En toda organización, son las personas las que crean su cultura. Los empleados desempeñan un papel crucial en la formación y mantenimiento de la cultura organizacional al influir en el comportamiento, los valores y las prácticas de la empresa.


Una cultura sólida y positiva promueve la colaboración, la innovación y el compromiso de los empleados, lo que a su vez impulsa el éxito empresarial.


 

Con gusto te ofrecemos el soporte necesario para diseñar, enriquecer y cambiar hacia una cultura organizacional que favorezca el funcionamiento del negocio.


El Coaching Sistémico facilita la implementación de una cultura de Alto Desempeño.

Coaching Sistémico


Participa en el curso "Sistemas Culturales"; que te lleva a identificar las variables organizacionales y elementos que facilitan elevar la productividad, la satisfacción, la innovación y retención de talentos.





5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page