top of page

Lider situacional

Actualizado: 2 may 2023

Aunque este estilo de liderazgo surge en la década de los ´70s. con Paul Hersey y Ken Blanchard, es un estilo de gran utilidad que podemos utilizar como plataforma de cualquier otro estilo de liderazgo moderno.


Existen muchas personas en posiciones de autoridad que no cuentan con un favorable estilo de liderazgo, aunque pueden ser exitosas en la especialidad funcional en que se han formado y desarrollado.


Si en tu organización tienes personas con dificultades en su forma de liderar y estás pensando iniciar la formación de un estilo de liderazgo que favorezca el desempeño en tus equipos y tu organización, ofrece el entrenamiento en este estilo de liderazgo situacional. Este estilo facilitará el aprendizaje del resto de estilos de liderazgo que promuevas.


Este enfoque sostiene que un líder debe ajustar su estilo de liderazgo según la situación y la madurez y desarrollo de los seguidores.


El modelo se basa en dos dimensiones: el grado de dirección que proporciona el líder y el grado de apoyo emocional que brinda. En función de estas dimensiones, se identifican cuatro estilos de liderazgo:

  1. Directivo: el líder toma decisiones, proporciona instrucciones detalladas y se enfoca en la tarea a realizar por el subordinado. La atención a las necesidades de las personas es baja.

  2. Persuasivo: el líder todavía toma decisiones, da instrucciones y enfoca la tarea, y al mismo tiempo atiende las necesidades de las personas que lidera, invitando a los seguidores para que comprendan la importancia de la tarea.

  3. Participativo: el líder atiende y enfoca en las necesidades de las personas, consulta con sus seguidores y trabaja con ellos para tomar decisiones. Sus colaboradores conocen las tareas a realizar, por lo que el enfoque a las actividades disminuye considerablemente.

  4. Delegativo: el líder delega la autoridad y la responsabilidad en los seguidores, quienes toman decisiones y trabajan de forma autónoma. No se enfatiza ni las tareas ni la atención a las necesidades de las personas.


Es un continuum en el que el líder adapta su estilo según la situación en que se encuentra en el momento y la madurez y desarrollo de sus seguidores.


A partir de este estilo de liderazgo situacional, se abren las posibilidades de que el líder desarrolle sus cualidades humanas y aprenda a utilizarlas en beneficio de las personas con que colabora, enriqueciendo su entorno y facilitando el crecimiento y desarrollo de los demás.


Por ejemplo, si los seguidores son nuevos en la tarea, es probable que necesiten más dirección y apoyo emocional, por lo que el líder debería utilizar un estilo más directivo. Por otro lado, si los seguidores tienen experiencia en la tarea, es probable que necesiten menos dirección y apoyo, por lo que el líder debería utilizar un estilo más delegativo.


El liderazgo situacional implica que un líder debe ser flexible y adaptarse a las necesidades de sus seguidores y de la situación para maximizar el rendimiento y la motivación del grupo.


Contiene toda una metodología y requiere de un entrenamiento particular. Abre amplias posibilidades al desarrollo de estilos de liderazgo más complejos y a la creación de una cultura organizacional de mayor productividad y calidad. Es una forma sencilla, práctica y metódica para iniciarse en el desarrollo de un estilo favorable de liderazgo.

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page